Manifiesto Signum Nous.

 

(Contra la velocidad de la cultura Kitsch y la banalidad en el arte, la literatura y el pensamiento).

 

Este manifiesto no posee una vocación futurista. Tampoco es proveedor de prebendas al culto del “movimiento hacia adelante” y de las revoluciones permanentes. No es dadaísta, altruista, estridente ni romántico. Es real al espíritu de la época, a la existencia de la velocidad del tiempo que corroe toda forma de hiato. La velocidad, como bien lo supuso Tomassi Marinetti en 1929, se ha vuelto en los días actuales aún más veloz. No hay tiempo para detenerse. Hemos entrado en una etapa neopositivista del culto a la información, al dato y a la ornamentación cultural. Contra ese carácter “permanente de la velocidad” se dirige el Manifiesto Signum Nous: un alegato a favor de la necesaria secesión cultural, una pretensión de establecer un cisma entre la gramática ordinaria de la cultura popular.

La verdadera independencia creativa no proviene de discursos altisonantes o de fotografías con los políticos de moda. La verdadera independencia creativa proviene del no sostener ataduras de ningún tipo con intereses que pretendan dirigir o modelar el trabajo intelectual de los hacedores de palabras, parafraseando a Nozick.

La política editorial que nosotros privilegiamos antepone la calidad de la obra sobre cualquier otra consideración, pero también toma en cuenta un elemento “ético” o “moral” concerniente al tema de la validación de los regímenes totalitarios por parte de los creadores.
No discriminamos en términos ideológicos a nadie. Escritores cubanos residentes en la isla, por ejemplo, tienen las puertas de nuestro proyecto abiertas siempre que no hayan comulgado de manera pública y prístina con el castrismo gobernante. Pero al mismo tiempo, incluso aunque no se identifiquen de manera directa con las políticas del régimen, no podemos aceptar a aquellos creadores que ocupan posiciones directivas o “dirigenciales” en las organizaciones culturales de la dictadura.

Es por ello que Signum Nous se opone a toda élite surgida de la burocracia política y es por ello que se opone a toda homogenización estética. Signum Nous es inclusivo desde el rigor, y también desde la ética. Cualquier fenómeno que traspase ambas consideraciones, no puede simplemente trascender dentro de nuestro proyecto. Es una regla simple que nos hemos propuesto y que abarca mucho más allá de la mera cuestión de las ideologías.

Es así que Signum Nous, como proyecto verdaderamente independiente de Literatura, Arte y Pensamiento se propone:

Que el arte y la literatura prevalezcan por sobre la política y los intereses de grupo, sin que ello signifique dar las espaldas a los hechos que acaecen, tanto en Cuba como en Hispanoamérica y el resto del mundo.

Que cualquier influencia política, ideológica o filosófica ceda ante el valor literario de la obra. Que el válido reconocimiento de todo creador no sea dictaminado por organizaciones o instituciones centralizadas.

Que se estudien sistemáticamente, basados en el criterio y el rigor, las obras artísticas cubanas del exilio, para que pueda llegar a establecerse un canon propio que supere la hegemonía de las instituciones culturales partidistas.

Que la inclusividad no signifique liviandad. Que la calidad y el valor de toda obra artística-literaria no se diluya en el rebaño del mal gusto, como suelen implementar aquellos que esgrimen el falso argumento de la plena inclusión. Creemos en la igualdad de oportunidades, siempre en pos de la calidad creativa.

Que las afiliaciones políticas y gremiales, que los intereses personales y grupales, no puedan lesionar el espíritu del arte y de la creación.

Que la cultura se desmarque del discurso nacionalista y se abra e inserte en un contexto global, en concordancia con la época y los tiempos que vivimos. Que se imponga una cultura permeada por otras influencias que no sean las que dictan las elites burocráticas creadas por poder político, ni tampoco las que responden a esquemas nacionalistas.

Que no se deseche la vigencia de las instituciones tradicionales y las academias, las cuales son archivos culturales que, además de sus bibliotecas, proporcionan medios de suma importancia para  difundir y  estudiar a fondo la obra artística-literaria.

Nuestra labor pro artística se concreta mediante la publicación del portal y la revista literaria, mediante la realización de coloquios, anuarios y concursos, mediante el acercamiento a universidades y academias, mediante una labor editorial destinada a publicar grandes y buenas obras literarias y de pensamiento. No desfalleceremos en la búsqueda de nuestra meta: lograr que la literatura, el arte, el pensamiento de los hombres, sea libre e imperecedero.

 

Consejo de dirección de Signum Nous.

Miami, Enero del 2016.