Introducción

 

El film noir o cine negro que se desarrolló entre las décadas de los años 1930 y 1950 en Estados Unidos sigue teniendo un efecto casi inusitado en las audiencias de hoy en día donde la maquinaria digital ha servido como refuerzo a estas dimensiones más allá de las sombras.   El cine negro ha sabido imponerse jugando con nuevas expresiones cinemáticas que se han ido desplegando a través de escenarios fríos y actuaciones misteriosas.  Desde luego, esta forma reinventada de arte de la pantalla siglo XXI o neo film noir, no deja de tener en su innovada expresión aquellos rasgos que hicieron de este cine paradigma en la historia de la cinematografía de los años de la pos guerra, pero es interesante notar, que la novedad ha perdido algo de lo negro para subrayar temas más apegados a los detectivesco, la psicología humana a fondo y la criminalidad.  Hoy en día, tenemos las referencias de grandes historiadores que se han dedicado a estudiar este género tan importante de cine norteamericano y sus raíces fundamentales.  En lo que se refiere a la forma de llamarlo cine negro citamos las palabras de Javier Coma y José María LaTorre en el libro:  Luces y Sombras del Cine Negro (1990). “Se llamaría cine negro a aquél cuya puesta en escena, versando sobre una temática referida al crimen y a la violencia de una sociedad concreta, adoptará una determinada actitud estético/ideológica” . Comencemos diciendo de que el film noir,ya sea éste durante la década de los noventa como el que se está desarrollando en el presente contiene un grupo de similitudes que son imposibles de ignorar.

Aquí algunas de sus características principales  :

  1. Es un cine oscuro, o claro oscuro, aun cuando la cinta es a todo color, los colores son quemados, amainados y sustituidos por tonos que definen el ambiente como algo inusual, piscologicamente desgastado, como por ejemplo, El Escape, de Nicholas Winding Refn.
  2. Las actrices de estos filmes no dejan de ser las más peculiaridades de la femme fatal de los primeros filmes noir donde el amor que ofrece este persibahe es más ambivalente y menos atenuante. Las situaciones románticas se prestan para alterar el curso de la trama y no como sentimiento instintivo entre un hombre y una mujer, en otras palabras, una mujer puede representar tanto el símbolo del amor para el amante como la mano que  asesina con facilidad extraordinaria.  Por ejemplo, el rol de Uma Thurman en Tiempos Violentos (Pulp Fiction) the Quentin Tarentino.
  3. La escenografía de este tipo de cine tiende a manifestar un tipo de claustrofobia constante, donde la noche cubriendo callejuelas, rincones, lugares estrechos, edificios oscuros y altos muestran esa necesidad de estar escapando constantemente. Muy bien ejemplificado en Seven de David Fincher.
  4. EL medio ambiente del neo film noir tanto como el del film noir original le muestran a la audiencia un mundo donde la felicidad es más un inconveniente que otra posibilidad. La felicidad es algo que obstruye el destino del personaje y no ayuda a la evolución del mismo.  Todos los films noir tienen finales fatales, forzosos y sobre todo inevitables.  Chinatown de Roman Polanski es un ejemplo claro de esta disyuntiva.
  5. Este género de film ha tenido un origen exclusivo en la mente norteamericana. El cine americano evolucionó hacia este tipo de arte a través de la necesidad de contrarrestar el ideal del sueño fantástico americano, donde las casitas perfectas de cercas blancas y pajarillos en pleno vuelo daban la idea de un mundo plástico donde no cabía la razón, no solo de vivir, sino de morir.  Por lo tanto, ese mundo cruel entre dos guerras grandes y funestas mostró al director neto americano que la eterna panacea era falsa y que había otras dimensiones de la pantalla grande donde el pesimismo, la crueldad, la tristeza, y el miedo eran mucho más una parte de la intrínseca del progreso humano en la vida de sus ciudadanos que el bálsamo infinito.
  6. Reducir el dialogo a lo esencial, con vocablos punzantes y al punto. En el neo film noir, la trama no pierde tiempo en ostentaciones lingüísticas ni apologías semánticas, al contrario, todo se habla en forma de staccato, directo y sin menosprecios.
  7. Coordinación de elemento escenográfico con la condición psicológica humana, sobre todo, la lluvia con el desespero, o la búsqueda, la oscuridad con la depresión, el crimen, la violencia, la estrechez del mis en scene como forma de ahogar la relación entre los personajes en la trama.

 

LOS TRIUNFOS DEL NEO FILM NOIR

 

No son en cuantiosas cantidades los filmes noir que se han venido producido en los Estados Unidos en los últimos años como en las décadas de los cuarenta y cincuenta, pero cabe exponer que, aunque no son muchos, algunos han sido verdaderas obras de arte del cine internacional.   También cabe mencionar que los europeos, los asiáticos y algunos directores del Oriente Medio han llevado a la pantalla tanto como forma experimental, como general, el uso del neo film noir en la época presente.   Pero concentrémonos en la escuela americana, como fundadora y eje principal de este género.

PULP FICTION: (Tiempos Violentos):  un film de Quentin Tarentino en que la realidad del film noir cala cada centímetro de la pantalla gigante.  El color del film, la textura, el diálogo de los actores pone en testimonio esta escuela tan americana de cine.  La femme fatal siempre presente, el humo del cigarro como parte de mis en scene, la delincuencia delatora y cruel.  La palabra Pulp Fiction hace referencia a un tipo de literatura menor y publicada en revistas durante las primeras décadas del siglo XX con énfasis en el crimen, la violencia y los diálogos acerbos.     Pulp Fiction fue ganadora de la Palma de Oro del Festival de Cannes en 1994

CHINATOWN:  Aunque antecede a Pulp Fiction por veinte años, la cinta de Roman Polanski que vio la luz en 1974 es como una puerta que se abre al género de neo film noir que echaría profundas raíces en los años por venir.  Todos los elementos del cine negro se unen en esta cinta para darnos la mejor expresión de este tipo de género norteamericano.   La intriga, el odio, el secreto, el crimen organizado, el humo de los tantos cigarros, la femme fatal, la oscuridad reinante dentro de los acentos coloridos del film, todo esto se une para darnos una de las cintas más auténticas dentro de este género de cine.   La trama oscura u secreta no deja un minuto de abandonar a la audiencia hasta el cruel denouement final.  Es significativo incluir en este ensayo la música del film por el gran compositor Jerry Goldsmith, sobre todo, los alucinantes acordes de la trompeta durante casi toda la cinta; algo inolvidable.   Dirigida por Roman Polanski, la cinta ganó premios por la mejor cinta dramática, mejor director, mejor actor y mejor guion en los Premios de los Globos de Oro de 1974.

 

SEV7N (Siete).  Indudablemente, un film noir de los mejores filmados en Hollywood y con un triunfo espeluznante.  La cinta que costó unos meros 33 millones de dólares, logró acumular 330 millones en su puesta a las audiencias tanto en Estados Unidos como en el extranjero.  Sev7n es un film que tiene todos los elementos necesarios para hacer negro casi profundo en el esquema de este tipo de cinta americana.   Dos detectives algo desilusionados con la realidad que los rodea se unen en la búsqueda de un asesino en serie que usa la idea de los siete pecados capitales como razón fundamental de sus asesinatos.  Finches nos muestra un mundo ajeno al dolor, donde la lluvia no cesa de caer y la oscuridad de la escena se vuelve tan escalofriante por minutos que no deja espacio asequible para una posible redención.

Fuera de los Estados Unidos, el film noir ha tenido muchos representantes dispuestos en diferentes países que han continuado la trayectoria de aquellos que nos brindaron esta nueva forma de contemplar la realidad en el Séptimo Arte.   Algunos de los ejemplos son:

“Le Samourai” (1967)          Casi cualquiera de las películas posteriores del visionario francés Jean-Pierre Melville podría calificar para esta lista de neo film noir, y cualquiera probablemente, sería la mejor opción a definir dentro del espectro de este género cinemático.   Pero no hay duda alguna que “Le Samourai” es una obra icónica, un thriller policiaco tan elegante y aerodinámico que se siente como si estuviera reducido a nada más que lo esencial: los pómulos de Alain Delon y su fruncimiento impasible. Él interpreta a Costello, un sicario taciturno, eficiente y silenciosamente letal que ha tenido una influencia innegable en numerosas encarnaciones desde Ryan Gosling en “El Escape” a Chow Yun Fat en ” El Asesino”.  Aquí podemos experimentar un ramalazo de neo film noir con todos sus elementos primordiales, sin exageraciones ni ponderaciones.

“INVESTIGACIÓN DE UN CIUDADANO LIBRE DE TODA SOSPECHA.  (1971)                 El ganador del Oscar por mejor Lengua Extranjera de 1971 y dirigida por el genial director italiano Elio Petri.  Petri se las arregla para presentarnos en esta cinta un experimento de pensamiento intelectual y escalofriante en términos de su historia y a la misma vez, un trauma de fuerza visceral y contundente en el proceso de su brillante y audaz cinematografía. Con un inquebrantable enfoque en el plomo, el crimen, el delincuente común, Gian Maria Volonte, ataca el rol interpretativo de forma excepcional, y nos brinda apropiadamente la realidad de un sociópata, como si estuviera constantemente estudiando cómo debería aparecer en el momento antes de que la emoción de su crimen se registre.  Petri lo persigue con la cámara constantemente, como si el lente fuera su sombra. y por momentos, como la consciencia que lo desea ignora, pero que sabemos, a ciencia cierta, que nunca podrá escapar de ella completamente ni de su oscuro destino.

LOS MALOS DUERMEN BIEN.  Dirigida por Akira Kurosawa 1960.  Toshiro Mifune, joven actor japonés que se dispone a vengar la muerte de su padre mientras se adentra en el bajo mundo de la corrupción y el crimen.   Cinta en blanco y negro con todo el esplendor sombrío del mejor neo film noir, con largas tomas en el mis en scene, la estrechez de las escenas, los diálogos cortos y sin mucha consecuencia nos muestra la calidad de esta gran cinta. Considerada por la crítica internacional como una de las obras cumbres de Kurosawa, Los Malos duermen bien, nos lleva a comprender, una vez más, los símbolos dentro y fuera del buen cine negro que los japoneses han sabido explotar por décadas con extraordinaria maniobra

 

CONCLUSIÓN

Resulta difícil determinar en qué medida la cultura psicoanalítica, la realidad delincuencial y la falta de preceptos inspira directamente algunos de los más interesantes conflictos y personajes del neo cine negro o si, por el contrario, sucede que las reflexiones psicológicas se formulan en un clima moral y en un humus intelectual que es compartido por los autores de los relatos de ese ciclo cinematográfico; con demasiada seguridad, en una de las más recientes indagaciones sobre el cine negro, Noël Simsolo llega a afirmar que “el psicoanálisis es un tema que obsesiona a los cineastas. Saben que el público les encuentra un encanto perverso, sobre todo cuando incluye sexo, sueños y violencia. El espectador se cree un simple voyeur de las consecuencias causadas por unas neurosis que se presentan en general de forma muy simplista.”   Por su parte, Nino Frank nos describe algunas películas estadounidenses recientemente estrenadas en Europa, que para él muestran desde una perspectiva diferente la violencia física y los hechos delictivos como obras de la psicología delincuencial e insistía en la forma que este género de cine explota con brillantez un dinamismo de la muerte violenta y la crueldad humana.

Para concluir, debemos observar que esta lucha incesante entre el bien y el mal, el reposo y el crimen, la gloria y el poder que se dio tan intrínsecamente dentro de sociedad americana de los años cuarenta ha evolucionado en un preámbulo del Estados Unidos que se vive en la actualidad, esa nación que se ha convertido en una potencia que se preocupa primero que nada de velar por sus intereses nacionales.   Pareciese como que la cruel pesadilla, la violencia y la denuncia efectuada por el cine negro de décadas atrás  se quedara un poco relegada en el olvido durante finales de siglo pasado y que el neo film noir trata, en el presente, de hurgar y exteriorizar con una nueva realidad de forma autocrítica, exponiendo en las pantallas del siglo XXI una visión que pocos favorecen, pero que  muchos se empapan a diario dentro de ella con la intensión de sobrevivir ese sueño ideal americano que ha quedado rezagado en la oscuridad, el miedo y la falta de compasión de muchos de sus habitantes.   Solo el tiempo dirá cuál será la próxima escaramuza en este juego del arte y la humanidad.